Esta web usa cookies de Google. Al usar esta web aceptas el uso que se hace de las cookies. Más información
Publicidad

Alimentación

Fibra

La fibra es un elemento de la dieta necesario para la regulación del tránsito intestinal. No sólo previene el estreñimiento, sino que también modula la absorción de grasas y colesterol en el intestino.

Se recomienda tomar de 30 a 35 gramos diarios de fibra (sin embargo, más de 50 g/día puede llegar a dificultar la asimilación de elementos químicos como el calcio, magnesio y hierro).

Hay dos tipos de fibra:

1-) la insoluble en agua, como la celulosa, lignina, etc..

2-) la soluble en agua, como las pectinas, mucílagos, gomas, etc. La fibra insoluble es importante para gozar de un saludable tránsito intestinal. La fibra soluble tiene una función más metabólica, ya que ayuda a asimilar los alimentos.

La fibra sólo la tienen los alimentos de origen vegetal. Comiendo cada día varias piezas de fruta y unos 80 gramos de legumbres es suficiente para cubrir los requerimientos de fibra aconsejados.


Más información en Wikipedia

Bibliografía de interés:
J.Dalmau, "Cocina rica y sabrosa con fibra", De Vecchi, Barcelona, 1998.
E.Martinez, "Cocina sana con fibra", Everest de Ediciones, Leon, 1995.
L.Redondo, "La fibra terapéutica", Glosa, Barcelona, 2000.

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl y supervisado por la Dra. Concepción Bardají Ruíz, médico col. nº 1933, técnico superior en dietética y nutrición. Última revisión: 11 de enero de 2007.

Ver también:
Contenido en fibra de varios alimentos habituales
Estreñimiento
Estreñimiento en los niños
El lino, un laxante natural
¿Qué es el salvado?

Publicidad