Esta web usa cookies de Google. Al usar esta web aceptas el uso que se hace de las cookies. Más información
Publicidad

Aprendizaje y formación

Ambiente de estudio óptimo

Ambiente de estudio óptimoNo solo la inteligencia y el esfuerzo determinan el éxito escolar, también influye mucho el ambiente y las condiciones de estudio. Para poder estudiar cómodamente y con eficacia hemos de tener en cuenta factores de diverso tipo:

1) Las condiciones físicas del lugar: iluminación, temperatura, humedad, ausencia de ruido, etc.

2) Los muebles y el lugar donde vamos a estudiar: la mesa, la silla, etc.

3) La planificación y la motivación para estudiar. La organización de los materiales de estudio: libros, cuadernos, apuntes, resúmenes, Internet, etc.

Las condiciones físicas del lugar

Es importante tener una buena iluminación, disfrutar de una temperatura adecuada en la casa y que no haya distracciones ni ruidos que dificulten la concentración a la hora de estudiar.

La iluminación debe ser similar a la luz natural. Tiene que venir de izquierda a derecha si uno es diestro y de derecha a izquierda si se es zurdo. La luz principal puede ser la de una lámpara en el techo; es preferible que sea una lámpara de luminosidad blanca. También es conveniente que en el escritorio haya un segundo foco de luz que sirva de apoyo cuando la luz natural o la luz del techo no sean suficientes. La mejor combinación es la de luz natural indirecta y luz artificial directa.

Los muebles de estudio

Es aconsejable que el lugar de estudio sea siempre el mismo. Puede ser un mismo sitio de la propia habitación, el comedor de la casa, la biblioteca, etc. Mejor olvidarse de estudiar tumbado sobre la cama, en el sofá o en la butaca.

La mesa y la silla deben ser adecuadas a la altura del estudiante, facilitando una postura erguida. La postura es fundamental, tanto para el estudio como para el trabajo. Una silla ergonómica es muy importante, definitivamente una buena inversión. El escritorio mejor que sea amplio, ya que hoy en día se puede usar Internet para el estudio y ha de haber espacio para el PC y el teclado.

La planificación y la motivación para estudiar. Los materiales de estudio

Al estudiar, como en muchas otras tareas, debemos tener una actitud positiva hacia lo que vamos a hacer.

Conviene empezar por organizar y distribuir los materiales de estudio en base a nuestros temas preferidos. Preparar el temario teniendo en cuenta nuestro interés personal nos da motivación para estudiar. Hay que ser flexibles en este punto, evitando normas impuestas excesivamente rígidas.

Podemos programar pequeños incentivos o premios para darnos cada vez que acabamos de estudiar un tema. Un incentivo puede ser tomar un pequeño descanso, escuchar un tema musical, levantarse para hablar con algún familiar, hacer una llamada telefónica a un amigo (¡que no esté estudiando también!), etc. Cada dos horas, más o menos, hay que hacer un pequeño descanso.

Hay que asegurarse de tener todo lo necesario sobre la mesa o muy cerca. Procurar que la mesa esté despejada de objetos que puedan distraer la atención. Se debe tener a mano todos los materiales necesarios para no tener que levantarse continuamente: lápices, bolígrafos, rotuladores, gomas, cuadernos y papel en blanco, libros, etc.

La alimentación

Finalmente, hay que tener presente que una persona rinde más en el estudio si goza de una buena salud, descansa bien por las noches y se alimenta de forma equilibrada. Al estudiar no hay que tomar suplementos dietéticos, medicinas u otras sustancias sin consultar antes al médico de familia.

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por Antonio Adserá Bertran, psicólogo colegiado nº 15297, master en Neurociencias por la Universidad de Barcelona. Fotografïa:  Jacek Chabraszewski - Fotolia.com.Última revisión: 26 de septiembre de 2009.

Publicidad