Esta web usa cookies de Google. Al usar esta web aceptas el uso que se hace de las cookies. Más información
Publicidad

Dermatología, piel y belleza

Eccema

Un eccema o dermatitis es una inflamación de la parte superficial de la piel (epidermis).

El eccema provoca picor, y se acompaña por pequeñas vesículas secretantes que acaban formando una costra y un descamamiento de la piel. Estas alteraciones se producen por la liberación de histamina, que causa una dilatación de los vasos sanguíneos de la piel, y su consiguiente inflamación y enrojecimiento.

Según sus causas puede ser un eccema de contacto (provocado por la reacción a algún agente irritante) o eccema atópico (causado por una alergia).

El tratamiento convencional se basa en la aplicación local de corticoesteroides. El tratamiento natural recomienda no usar productos químicos y limitarse a la limpieza con agua y jabón de glicerina. Para aliviar el prurito se puede sumergir la lesión en agua templada con una cucharada de bicarbonato de sodio. La homeopatía es especialmente apropiada cuando el eccema está relacionado con el estrés. En aromaterapia se utilizan aceites esenciales de espliego, bergamota y geranio.

Finalmente, en caso de eccema frecuente hay que revisar la dieta, ya que puede ser indicación de digestión y eliminación problemáticas. También es útil realizar una dieta depurativa para eliminar tóxicos acumulados que pueden favorecer los eccemas.

En la fotografía se observa un eccema de contacto.

Más información en MedlinePlus

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl y supervisado por el Dr. Javier Luque Pino, médico colegiado nº 43-3595,  médico de familiapostgraduado en medicina naturista/biológica y master en terapia neural por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 20 de diciembre de 2008.

Publicidad