Esta web usa cookies de Google. Al usar esta web aceptas el uso que se hace de las cookies. Más información
Publicidad

Dermatología, piel y belleza

El acné juvenil

El acné es una alteración de la piel típica de la juventud. Se produce porque los minúsculos sacos sebáceos que rodean la raíz de los pelos (los folículos pilosebáceos) se inflaman.

Se presenta como puntos negros, pápulas, pústulas o quistes de pus. La causa es la producción de hormonas sexuales que se da en la pubertad, y  que estimulan con intensidad las glándulas sebáceas de la piel. En determinadas condiciones el exceso de grasa (sebo) se acumula en la glándula y no sale, iniciándose así el acné.

Tratamiento: El tratamiento local (por vía cutánea mediante cremas o geles) es efectivo en la mayoría de los casos, pero hay que seguirlo diariamente durante al menos 3  o 4 meses. Se recomienda también lavar cada día la piel con un jabón suave, pero sin rascar ni actuar sobre los puntos negros o los granos, ya que se podría causar una infección. El tratamiento antibiótico por vía interna sólo debe ser aplicado en caso de lesiones infectadas o muy resistentes al tratamiento local (pero siempre bajo supervisión médica, sin automedicación). Hay que cuidar la alimentación. En las mujeres se pueden obtener buenos resultados empleando hormonas antiadrogénicas.

Bibliografía de ayuda:
H.Hoehn, "Cure su acné", Edaf, Madrid, 1997.
J.M.Fernandez, "Acné", Grupo Aula Médica, Madrid, 2000.

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl y supervisado por el Dr. Javier Luque Pino, médico colegiado nº 43-3595,  médico de familiapostgraduado en medicina naturista/biológica y master en terapia neural por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 4 de abril de 2007.

Publicidad