Esta web usa cookies de Google. Al usar esta web aceptas el uso que se hace de las cookies. Más información
Publicidad

Dermatología, piel y belleza

Liposomas

Los liposomas son vesículas microscópicas esféricas, de 20 a 30 nanómetros de diámetro. Estan rodeadas por una membrana compuesta de un fosfolípido y un colesterol bicapa, que envuelve a una sustancia acuosa de tal manera que sirven para transportar esta sustancia.

Tienen la ventaja de poder transportar la sustancia que contienen a un lugar del cuerpo con gran precisión. Como su membrana es similar a las membranas celulares, los liposomas pueden incorporarse a células vivientes y depositar en ellas su contenido.

Se emplean mucho en tratamientos de la piel y en cosmética. Los liposomas, al tener una capa externa de tipo graso, son absorbidos con facilidad por la piel, con lo que la distribución de la sustancia hidratante que contienen es mucho más eficaz y se necesita en menores cantidades que si se vertiera el líquido directamente sobre la piel.

Los liposomas empleados en cosmética tienen una acción hidratante y una acción regeneradora de los tejidos de la piel. La acción hidratante la produce el líquido que contienen las pequeñas vesículas, mientras que la acción regeneradora proviene de la capa grasa de la membrana de los liposomas.

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl. Última revisión: 23 de noviembre de 2009.

Publicidad