Esta web usa cookies de Google. Al usar esta web aceptas el uso que se hace de las cookies. Más información
Publicidad

Dermatología, piel y belleza

Piercing y tatuajesReacción alergica provocada por un tatuaje

Los piercings y los tatuajes pueden causar problemas en la salud, y en todo caso, han de realizarse en centros con suficientes instalaciones sanitarias y condiciones higiénicas.

Al colocarse un piercing, la reacción adversa más frecuente es la derivadas de una alergia al níquel, el metal más usado. También pueden producirse otros rechazos por parte del cuerpo, produciendose otras alergias e infecciones en la zona de colocación.

Los tatuajes también pueden conllevar alergias e infecciones, e igualmente son muy importantes las condiciones sanitarias del centro en donde se realizan. Hay que ir al dermatólogo cuando después de que haya cicatrizado un tatuaje se continuan teniendo molestias. Las alergias más frecuentes al hacerse un tatuaje son las debidas a los componentes de las tintas, principalmente metales, que además pueden ser tóxicos (sulfato de mercurio, níquel, cromo, cobalto, cadmio).

Las alergias normalmente aparecen como un eccema en la piel a veces con vesículas. La inflamación provoca picor y escozor.

En la fotografía se observa una enfermedad granulomatosa provocada por un tatuaje con tinte rojo.

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl y supervisado por el Dr. Javier Luque Pino, médico colegiado nº 43-3595,  médico de familiapostgraduado en medicina naturista/biológica y master en terapia neural por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 23 de febrero de 2007.

Publicidad