Esta web usa cookies de Google. Al usar esta web aceptas el uso que se hace de las cookies. Más información
Publicidad

Familia

Las etapas del juego en los niños

El juego es una actividad indispensable para el niño, ya que es necesario para su desarrollo armónico y equilibrado. El juego en la niñez se basa en dos capacidades innatas: la imitación y la fantasía. El juego conlleva la imitación que el niño hace de todo lo que le rodea. La fantasía es la transformación que el niño hace de la realidad para adaptarla al juego.

Etapas:

- De los dos a los tres años: El niño juega en solitario porque aún tiene un marcado egocentrismo. Las actividades del juego en esta edad se basan en comportamientos repetitivos (sacar y guardar objetos, montar y desmontar juegos, etc.). Imita las conductas de los adultos pero sin entender su significado.
- Entre los tres y cinco años: El niño añade imaginación y fantasía al juego imitativo. Aparece el juego simbólico, gracias a que el niño ya es capaz de ponerse en lugar de los demás (juega a médicos, etc.).
- De los cinco a los siete años: Aunque el juego continua basándose en la imitación, ya incorpora a otros niños. En esta etapa el niño desarrolla la sociabilidad. En el juego se juntan varios niños y se organizan, representando cada uno de ellos un papel determinado.
- A partir de los siete años: Los niños ya participan en juegos regidos por reglas. La imitación pierde la importancia que tenía en etapas anteriores.

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por Antonio Adserá Bertran, psicólogo colegiado nº 15297, master en Neurociencias por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 23 de noviembre de 2009.

Publicidad