Esta web usa cookies de Google. Al usar esta web aceptas el uso que se hace de las cookies. Más información
Publicidad

Hogar

Feng Shui

El Feng Shui es una práctica milenaria china que consiste en adaptar nuestro entorno familiar para vivir en armonía con él. Con el Feng Shui todo se diseña para que armonice con la naturaleza: el emplazamiento de la casa, su orientación, la decoración, las habitaciones, los colores, el mobiliario y la distribución de espacios.

El Feng Shui trata de que la energía vital o Chi fluya por la casa de forma equilibrada, de la misma forma que fluye por el cuerpo. Un Chi que fluye correctamente consigue que los principios del yin y el yang se mantengan en un óptimo equilibrio.

El Chi fluye por la casa de forma parecida a como fluye una corriente de aire o de agua (Feng Shui significa 'viento y agua'). Si la energía fluye de forma suave y sinuosa producirá efectos positivos. En cambio, si fluye de forma rápida y en líneas rectas tendrá un efecto negativo. Al amueblar una casa hay que tener en cuenta el fluir del Chi. En Feng Shui hay algunos principios concretos, por ejemplo:

1.- No poner frente a frente dos puertas o una puerta y una ventana. Ello provoca que la energía entre y salga con rapidez sin circular por la habitación, causando desequilibrios, porque en algunas zonas habrá un exceso de Chi, y en otras un vacío. Si no podemos modificar la posición de puertas y ventanas, se pueden colocar biombos y muebles que rompan las líneas rectas.

2.- La energía no debe llegar desde la espalda. La cama y las sillas no deben situarse de espaldas a las puertas.

3.- Los colores y la iluminación también influyen en el Chi circulante. Hay que elegir colores claros y relajantes.

El fluir del Chi requiere armonía, belleza y equilibrio. Si la casa está desordenada, el fluir del Chi será confuso y descentrado. Si fluye con demasiada rapidez (por las ventanas y puertas mal puestas, etc.), provocará perturbación. Si su fluir es demasiado lento a causa de los obstáculos, provocará aletargamiento y depresión. En general, hay que evitar las líneas rectas y los rincones aislados.

Más información en Wikipedia

Bibliografía de interés:
R.Craze, "Guía práctica del Feng Shui", Parramón, Barcelona, 2000.
N.Wydra, "Feng Shui para niños. Guía para padres", Oniro, Barcelona, 2001.
C.A.Reyneri, "Feng Shui, viento y agua", De Vecchi, Barcelona, 2001.
G.Lazenby, "El Feng Shui en la decoración", Naturart, Barcelona, 1998.

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por Antonio Adserá Bertran, psicólogo colegiado nº 15297, master en Neurociencias por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 13 de octubre de 2007.

Publicidad