Esta web usa las cookies de Google Analytics para obtener estadísticas. Al usar esta web aceptas el uso que se hace de las cookies. Más información

Publicidad_vertical
Left-banner-es Gif-banner-es Right-banner-es

Insolación y golpe de calorSol intenso, insolacion

Cuando estamos de vacaciones o viajamos a paises muy calurosos, la hidratación y el sol son aspectos del viaje que deben ser tenidos en cuenta en todo momento. Hay que tener especial cuidado cuando se viaja a países tropicales, porque sus climas son muy extremos: cálidos, húmedos y sofocantes o cálidos secos y deshidratadores.

La insolación se produce cuando tomamos el sol largo tiempo sin protección y nuestro cuerpo es incapaz de regular su temperatura, que aumenta de forma rápida y peligrosa.

Síntomas:
- Fiebre alta
- Dolor de cabeza
- Debilidad, confusión, sueño
- Sudoración abundante que cesa si el cuadro se agrava

Si detectamos estos síntomas hay que actuar con rapidez. Se aconseja:

- Poner el paciente a la sombra en un lugar ventilado
- Colocar una compresa fría y humeda en la frente, o bañarlo con agua fría
- Rehidratarse con una bebida salina fría tomada a pequeños sorbos
- Reposar hasta que la temperatura corporal haya retornado a menos de 38 grados y medio
- Garantizar la valoración de un médico lo antes posible

Conviene diferenciar la insolación de la astenia:

La astenia por calor la causa un exceso de sudoración, con la consiguiente pérdida de minerales. La astenia produce un marcado cansancio, agotamiento y falta de energía. La sensación de calor es muy intensa y la piel coge un aspecto pálido y sudoroso.

El golpe de calor se caracteriza por el aumento peligroso de la temperatura corporal. Se diferencia de la astenia en que la sudoración no se dispara.La piel permanece seca y se enrojece. La respiración se acelera. El incremento de temperatura va acompañado de confusión mental y afecta al nivel de consciencia, que puede ir desde la somnolencia hasta el coma en los casos más graves.

La rehidratación, en todos estos casos, conviene hacerla con un líquido que aporte los minerales perdidos, y no solo con agua. Hay muchas bebidas remineralizantes, pero una natural es el té con limón y un poco de azúcar o miel. Si tenemos un poco de ginseng, u otro vigorizante natural, también lo podemos añadir a la bebida para superar el estrés psicofísico.

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl y supervisado por el Dr. Javier Luque Pino, médico colegiado nº 43-3595,  médico de familiapostgraduado en medicina naturista/biológica y master en terapia neural por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 23 de febrer de 2007.