Publicidad

Dietética

Intolerancia a la lactosa

La lactosa es un hidrato de carbono o azúcar que se encuentra en la leche de los mamíferos y que provee de energía a los bebés durante los primeros meses de vida.

Se compone de glucosa y galactosa, que se asimilan por separado en el organismo gracias a una enzima llamada lactasa, localizada en el intestino. Cuando hay bajos niveles de la enzima lactasa, se hace más difícil la digestión de la lactosa.

Síntomas de una pobre digestión de la lactosa: diarreas ácidas, flatulencias, espasmos, hinchazón abdominal.

Tratamiento: Consiste en la exclusión de la dieta de los alimentos que contengan lactosa. Es recomendable una detección precoz del problema, porque de lo contrario se producirá una lesión en la mucosa intestinal que agravará el problema.

En España el 15% de la población padece algún tipo de intolerancia a la lactosa.


Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl. Última revisión: 9 de octubre de 2007.

Ver también:
La leche
Intolerancia a alimentos: El test ALCAT

Publicidad