Publicidad

Dietética

Vitamina C

La vitamina C o ácido ascórbico es una vitamina hidrosoluble necesaria para la salud del tejido conjuntivo del cuerpo y de las membranas celulares. Se requiere vitamina C, por ejemplo, para sintetizar colágeno.

La vitamina C también participa en el metabolismo de las grasas (en la síntesis de carnitina), en la producción de hormonas y neurotransmisores (noradrenalina y serotonina), y en la absorción de hierro. Tiene una función antioxidantes.

Un déficit grave en vitamina C produce una enfermedad llamada escorbuto. Déficits más leves producen fatiga, pérdida de peso, retraso en la cicatrización de heridas, hemorragias de las encías, y menor resistencia a las enfermedades.

La dosis diaria recomendada para una persona adulta es de 60 mg (en lactantes y mujeres embarazadas 80 mg). Los cítricos y las hortalizas son ricos en esta vitamina. Hay que tomar diariamente alimentos que contengan vitamina C porque el cuerpo casi no puede acumularla en reservas.

La vitamina C es muy sensible a la temperatura y a los cambios químicos, por lo que hay que adquirirla consumiendo alimentos frescos y muy poco manipulados.

 

Más información en MedlinePlus

Más información en Wikipedia

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl y supervisado por la Dra. Concepción Bardají Ruíz, médico col. nº 1933, técnico superior en dietética y nutrición. Última revisión: 11 de enero de 2007.

Ver también:

El kiwi, la fruta con más vitamina C
Naranjas para fortalecer la resistencia a las enfermedades
Reducir la hipertensión tomando vitamina C
Escorbuto

Publicidad