Publicidad

Enfermedades

Ganglios inflamados

Los ganglios son una parte importante del sistema linfático y del sistema inmunológico. Si se detecta un aumento de su tamaño puede significar que hay una infección o una enfermedad contra la que el cuerpo está combatiendo.

Es recomendable de vez en cuando comprobar nosotros mismos que no hay ninguna alteración de los ganglios, palpándolos manualmente con los dedos. Los lugares del cuerpo donde es más fácil comprobar el estado de los ganglios son:

-    El cuello: están situados verticalmente en los laterales
-    Las ingles y axilas: los cambios aquí son más fáciles de detectar
-    La mandíbula: por debajo y a ambos lados
-    Detrás de los oídos y en la nuca: también fáciles de comprobar

Es de destacar la importancia del llamado “ganglio centinela”. Los ganglios en cuello, ingles y axilas están unidos en cadena. El primer ganglio de cada cadena es el llamado “centinela”, ya que es el primer indicador de si algo va mal en nuestra salud.

Causas de la inflamación de los ganglios

1)    Causas leves. Lo más frecuente es una infección, que provoca una inflamación repentina de los ganglios. Puede ser una otitis, una infección de las encías en la boca, una amigdalitis, las paperas, etc. Los medicamentos y algunas vacunas también pueden inflamar los ganglios como efectos secundarios. Los trastornos inmunitarios son otra causa posible.
2)    Causas graves. Son el cáncer linfático y el linfoma LNH, que es el tipo de cáncer linfático más frecuente. Afecta a los ganglios cervicales o los situados por encima de la clavícula, causando fiebre, agotamiento persistente, pérdida de apetito, transpiración por la noche y dolor de huesos.

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl, sl. Última revisión: 21 de diciembre de 2009.

Ver también:
Publicidad