Publicidad

Enfermedades

Maquina de hemodialisisInsuficiencia renal crónica

La insuficiencia renal crónica es un lento y progresivo deterioro de la función renal que conlleva la acumulación de productos metabólicos de desecho en la sangre, causando azoemia o uremia. Por este motivo las lesiones que diversas enfermedades producen en los riñones pueden ocasionar daños crónicos e irreversibles.

Causas

Las enfermedades y causas más frecuentes de insuficiencia renal son:
-    Diabetes mellitus
-    Hipertensión arterial prolongada
-    Obstrucción del tracto urinario
-    Glomerulonefritis
-    Anomalías en los riñones, causadas por alteraciones poliquísticas
-    Trastornos autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico

Evolución y síntomas de la insuficiencia renal

Ante una insuficiencia renal los síntomas se van presentando lentamente. Inicialmente no hay sintomatología y la alteración del riñón solo se detecta mediante análisis clínicos de laboratorio. Cuando la persona afectada ya padece una insuficiencia renal entre ligera y moderada presenta síntomas leves, como el aumento de la urea en la sangre, que es un producto metabólico de desecho. En estos casos es frecuente la necesidad de orinar repetidamente durante la noche, ya que los riñones tienen dificultades para absorber el agua de la orina para concentrarla. Asimismo, la insuficiencia renal también puede estar asociada a la hipertensión arterial, porque los riñones no pueden eliminar el exceso de sal y agua.

A medida que la insuficiencia renal se intensifica y se acumulan las sustancias tóxicas de desecho en la sangre, la persona empieza a sentir pesadez, cansancio y disminución de su agilidad mental. Progresivamente van aumentando los síntomas nerviosos y musculares, con espasmos musculares, calambres y debilidad muscular. La acumulación de sustancias tóxicas también puede afectar al sistema digestivo, con síntomas como la pérdida del apetito, las náuseas, los vómitos, la inflamación de las mucosas orales, etc. Esta sintomatología va asociada frecuentemente a una pérdida de peso y a un déficit nutricional. Con una insuficiencia renal avanzada ya see desarrollan úlceras intestinales y hemorragias. La piel coge un color amarillento y en ciertos casos la concentración de urea es tan elevada que llega a cristalizar en el sudor, formándose un polvo blanco sobre la piel.

Diagnóstico

La insuficiencia renal crónica es diagnosticada mediante análisis de sangre. Se detecta que la sangre se vuelve un poco más ácida y que se acumulan dos productos metabólicos de desecho: la urea y la creatinina. En situación normal de salud estos productos de desecho son filtrados por los riñones y no llegan a acumularse en la sangre. Con una insuficiencia renal crónica la concentración de calcio disminuye y aumenta la concentración de fosfato. Es habitual que la persona padezca una anemia moderada. En los análisis de orina también se detectan muchas alteraciones, tanto respecto a las células presentes como a la concentración de las sales.

Pronóstico y tratamiento

El ajuste cuidadoso de la dieta ayuda a controlar la acidosis y el aumento de las concentraciones de potasio y fosfato en la sangre. La dieta hipoproteica, con 0,8g de proteínas/Kg de peso del paciente/día, retrasa la aparición de los síntomas de uremia. Sin embargo, estas terapias tienen que ser supervisadas por un médico nutricionista.

Los cuadros que causan o agravan la insuficiencia renal tienen que ser tratados lo más pronto posible. Se debe actuar en la corrección de los desequilibrios de sodio, agua y concentraciones ácido/básico. Hay que eliminar las sustancias tóxicas de los riñones y realizar una serie de tratamientos paralelos: evitar la insuficiencia cardiaca, la hipertensión arterial, las infecciones bacterianas, las concentraciones elevadas de potasio o de calcio en la sangre y las posibles obstrucciones en el flujo de la orina.

Con todo, la insuficiencia renal crónica suele agravarse a pesar de los tratamientos, pudiendo llegar a ser mortal. Finalmente se requiere someterse a diálisis renal de por vida o al trasplante de un riñón.


A la derecha, la fotografía de una máquina de diálisis renal.
 

Más información en Wikipedia

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl, sl. Última revisión: 15 de diciembre de 2009.
Publicidad