Publicidad

Enfermedades

La tos ferina

La tos ferina es una enfermedad aguda infecciosa y contagiosa que se da sobre todo en la infancia. Se produce una infección de las membranas mucosas de las vías respiratorias altas. Se transmite por las gotitas de saliva que quedan suspendidas en el aire por la tos, que es importante en esta enfermedad.

Síntomas: Catarro, fiebre moderada y tos, con pérdida de apetito. Duran una o dos semanas, en las cuales la tos se hace paroxística, es decir, en forma de crisis cortas de tos que se siguen de una inspiración profunda, ruidosa e involuntaria. Es también frecuente que después de los ataques de tos el niño sangre por la nariz y boca, o tenga vómitos (que pueden causar deshidratación). Otra de las complicaciones que puede darse es una neumonía.

Tratamiento: Se administran antibióticos, que son más efectivos cuanto antes se den. En bebes o niños pequeños es aconsejable la hospitalización para evitar complicaciones potencialmente graves. En niños mayores el tratamiento suele hacerse en casa. También es aconsejable ingerir abundantes líquidos para evitar la deshidratación, sobre todo si hay vómitos.

Los antitusígenos y expectorantes no son efectivos para la tos, y en ocasiones hay que sedar al paciente.


Más información en MedlinePlus

Más información en Wikipedia

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl y supervisado por el Dr. Javier Luque Pino, médico colegiado nº 43-3595,  médico de familiapostgraduado en medicina naturista/biológica y master en terapia neural por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 23 de febrero de 2007.

Publicidad