Publicidad

Enfermedades

Preguntas y respuestas sobre embarazo y hepatitis B

¿Qué es la hepatitis B?

La hepatitis B es una enfermedad que afecta la hígado. Cuando una persona adulta se contagia con este virus, la infección puede evolucionar de dos maneras distintas:

1.)    En la mayoría de los casos el organismo eliminará el virus y la persona se curará sin problemas (es lo que se llama hepatitis B aguda).
2.)    En algunos casos el organismo no consigue vencer al virus y se produce una hepatitis B crónica, muchas veces sin mostrar síntomas clínicos, pero que puede ser muy dañina para el hígado. En estos casos la persona se convierte en portadora del virus para toda la vida y puede transmitirlo a otras personas.

¿Por qué es tan grave la hepatitis B en una mujer embarazada?

Cuando una mujer embarazada sufre una infección por el virus de la hepatitis B, puede transmitirla a su hijo en el momento del parto. Si un bebé se infecta tiene muchas probabilidades de desarrollar la enfermedad de forma crónica, con importantes complicaciones hepáticas.

Por esto es muy importante que la mujer se haga un análisis de sangre durante el embarazo y tomar las medidas preventivas oportunas para proteger al bebé.

¿Afecta al embarazo la infección de la hepatitis B?

Durante el embarazo la placenta actúa como barrera protectora, impidiendo que el virus pase a la sangre del feto. Pero durante el parto el bebé entra en contacto directo con la sangre de la madre y puede coger la infección.

¿Que sucede cuando la prueba del VHB (virus de la hepatitis B) da positivo?

Si la analítica sale positiva hace falta proteger al bebé inmediatamente después del parto.

¿Cómo se puede proteger al hijo si su madre es portadora del virus de la hepatitis B?

Nada más nacer, o como a más tardar durante las primeras 12 horas de vida, al bebé se le han de administrar dos inyecciones: una dosis con la vacuna contra la hepatitis B; y otra dosis con IGHB (inmunoglobulina contra la hepatitis B).

Para que este tratamiento resulte eficaz es imprescindible completar la vacunación con una segunda y tercera dosis de la vacuna, al segundo y sexto mes de vida.

¿Se puede amamantar al hijo si la madre está infectada con el virus de la hepatitis B?

Sí, ya que los beneficios de la lactancia materna superan el riesgo potencial de infección a través del amamantamiento, que es mínimo, ya que el niño ya ha sido protegido al nacer con la vacuna contra la hepatitis B i la dosis de IGHB. Sin embargo, hay que vigilar que en los pezones de la madre no haya ninguna pequeña herida que sangre.

Una vez realizada la protección del bebé, ¿qué más se puede hacer?

La madre portadora del virus de la hepatitis B tiene que seguir un control médico, para así poder realizar un seguimiento de la enfermedad y proteger con la vacuna a las demás personas que conviven con ella, si el médico lo estima conveniente.

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl. Última revisión: 9 de octubre de 2009.

Publicidad