Publicidad

Enfermedades

Prevención del glaucoma

El glaucoma es una enfermedad que consiste en la progresiva lesión del nervio óptico y la pérdida gradual de la visión. Se produce por una presión intraocular alta que puede llegar a causar lesiones irreversibles.

En un inicio el glaucoma no produce ningún síntoma, por lo que no se detecta a no ser que se consulte al oftalmólogo. Sólo cuando ya se han perdido el 40% de las fibras del nervio óptico el glaucoma se hace patente. Determinados tipos de glaucoma pueden provocar dolor ocular, nauseas y visión de luces.

Lo mejor ante el glaucoma es la detección precoz que puede hacer el médico midiendo regularmente la tensión intraocular. Esta exploración es indolora, rápida y sencilla, y dura apenas dos minutos.

En caso de padecer un glaucoma, el tratamiento es casi siempre farmacológico, con el objetivo de bajar la tensión intraocular. Sólo en glaucomas que no responden al tratamiento médico se recurre al tratamiento láser o quirúrgico.

Factores de riesgo: Tensión intraocular igual o superior a 21 (mayor de 21 ya se considera glaucoma), diabetes, miopía severa, antecedentes familiares (sobre todo), traumatismos oculares.

En cualquier caso, la revisión periódica es lo mejor.

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl y supervisado por el Dr. Javier Luque Pino, médico colegiado nº 43-3595,  médico de familiapostgraduado en medicina naturista/biológica y master en terapia neural por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 20 de diciembre de 2008.

Publicidad