Publicidad

Otros temas

El cerumen del oído. Consejos

El cerumen es una materia natural cerosa que producen las glándulas sebáceas del conducto auditivo. Su función es proteger el conducto auditivo y retener las partículas del aire (polvo, etc.) antes de que lleguen al tímpano. Su exceso, sin embargo, perjudica la audición, ya que puede llegar a formar tapones.

Su eliminación mediante los típicos bastoncillos de algodón está desaconsejada. Su uso puede hacer que se empuje y comprima la cera hacia el tímpano, facilitando así la formación de un tapón. Además, al ser una eliminación "en seco", puede irritar el conducto auditivo. También hay que tener en cuenta que el uso de bastoncillos de algodón quita el cerumen en exceso, provocando sequedad (hay que recordar que el cerumen tiene funciones naturales de protección). En cambio, sí que se pueden utilizar los bastoncillos de algodón para limpiar el pabellón auditivo externo, es decir, la oreja.

Aunque la cera se elimina de forma espontánea sin la necesidad de limpiar, se recomienda como alternativa para eliminar el exceso de cera, la limpieza mediante agua salada del mar. El agua del mar es rica en sales minerales y oligoelementos que disuelven de forma natural el exceso de cerumen. Se puede aplicar agua marina mediante sprays de venta en farmacias.

Más información en Wikipedia

 

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl y supervisado por el Dr. Javier Luque Pino, médico colegiado nº 43-3595,  médico de familiapostgraduado en medicina naturista/biológica y master en terapia neural por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 20 de diciembre de 2008.

Publicidad