Publicidad

Otros temas

La hormona DHEA

La DHEA es una hormona natural que está de moda recientemente porque se la relaciona con la juventud, el incremento de la masa ósea y del apetito sexual. En Estados Unidos se puede adquirir libremente porque está considerada un producto dietético. En Europa sólo Francia, Holanda, Reino Unido, Italia, Suecia, Suiza y Andorra permiten comprarla con receta médica, al considerarla un fármaco. En España aún no está autorizada la venta. Hay países que la consideran un tipo de droga; sin embargo, no se ha demostrado que su consumo tenga efectos secundarios adversos.

La DHEA que tenemos de forma natural está producida por las glándulas suprarrenales. De hecho es una hormona a partir de la cual el cuerpo fabrica otras hormonas, como las sexuales testosterona y estrógenos. Su concentración disminuye a lo largo de la vida de una persona. A los ochenta años de edad tenemos sólo un 10 o 15% de la cantidad que se tiene en la juventud.

Hay estudios recientes que abordan sus virtudes. En 1994 Samuel Yen  (Universidad de San Diego, California) hizo ensayos con personas (anteriormente se habían hecho con ratones) y concluyó que administrándola a pacientes maduros se producían en ellos cambios positivos tanto biológicos como psicológicos, destacando su acción antienvejecimiento. En 1996 Fernand Labrie  (Hospital Laval, Quebec) logró un significativo aumento de la densidad de los huesos al administrar dosis bajas de DHEA. En el año 2000 varios estudios han comunicado que esta hormona tiene múltiples efectos beneficiosos: mejora la hidratación de la piel, incrementa la densidad ósea, da mayor resistencia al estrés, alivia los estados depresivos, restablece el equilibrio mineral (del calcio, potasio y magnesio), previene la pérdida de la masa muscular que causa el envejecimiento, etc.

Sin embargo, es importante resaltar que hacen falta estudios a largo plazo en personas para saber a ciencia cierta si el consumir suplementos de DHEA puede tener efectos contraproducentes.

También se han hecho estudios de los efectos de la hormona DHEA en la sexualidad. Se ha visto que en las relaciones sexuales el cuerpo segrega hormona DHEA. Durante los orgasmos el nivel de DHEA en la sangre es hasta 5 veces mayor de lo normal. Los niveles altos de DHEA se han asociado con el aumento de la libido o apetito sexual. En las mujeres se observó que aquellas con alguna disfunción sexual durante la transición a la menopausia tenían niveles más bajos de esta hormona en comparación con las mujeres sin disfunción sexual. En cualquier caso los médicos y sexólogos desaconsejan la toma de suplementos de DHEA solo para reforzar la función sexual; hay que consultar siempre a un especialista.

 

Más información en MedlinePlus : Hay una tabla sobre la eficacia o ineficacia de su uso basándose en estudios científicos.

Más información en Wikipedia

Bibliografía de interés:
N.Stevens, "DHEA, fuente de la eterna juventud", Sirio Editorial, 1997.
A. Pascal, "DHEA, ¿la hormona de la eterna juventud?", Obelisco Ediciones, 1997.

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por la redacción de Classe Qsl. Última revisión: 25 de noviemre de 2009.

Ver también:

Hormonas
¿Qué es una glándula? Glándulas endocrinas

Publicidad