Publicidad

Psicología

Cómo ayudar a un deprimido

La depresión no es un desánimo pasajero que la persona enferma pueda superar mediante un esfuerzo de voluntad. Es una enfermedad que ha de tratar un especialista. Hay que convencer a la persona deprimida que acuda a un psicólogo o a un psiquiatra, y que en cualquier caso evite la automedicación. Las depresiones que se tratan con prontitud son más fáciles de curar.

No hay que culpabilizar a la persona que la padece apelando a su voluntad, ya que esto acostumbra a ser inefectivo. En cambio, considerar al deprimido como un enfermo conlleva que tengamos más comprensión, tolerancia y paciencia con él. Tratar de ponerse en su lugar con empatía ayuda a entender su depresión. Hay que mostrarle cariño, pero sin juzgarla como una persona débil por no poder superar su enfermedad. Conviene intentar que la persona deprimida se distraiga con diversas actividades de ocio (pasear, escribir, hablar de temas no relacionados con su enfermedad, etc.).

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por Antonio Adserá Bertran, psicólogo colegiado nº 15297, master en Neurociencias por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 13 de abril de 2007.

Publicidad