Publicidad

Psicología

Cómo interpretar los sueños

Hélène Renard da en su libro “Interprete usted mismo sus sueños” unas indicaciones basadas en los símbolos tradicionales, no en el psicoanálisis. Hay varios pasos a seguir:

1)    Conservar en la memoria la huella del sueño. La memoria actúa solo sobre la información considerada importante y útil. Hemos de mostrar interés por nuestros sueños, de lo contrario no nos acordaremos al despertar. Es una cuestión de motivación. El estrés, los tranquilizantes, el alcohol y las drogas dificultan la memorización de los sueños, ya que alteran sus fases y el funcionamiento normal del cerebro. Hay que escribir en un papel lo que soñamos, mediante palabras-clave u otros indicios, tanto durante la noche como por la mañana. Además conviene llevar un “diario de sueños”, donde redactemos los sueños de una forma más completa.

2)    Identificar los elementos clave del sueño. Para comprender el significado de un sueño hay que desglosarlo en las ideas que aporta, identificando la imagen y el tema dominantes. Hay que estudiar el escenario en el que se desarrolla el sueño. Hay que delimitar las escenas del sueño y redactarlas como si escribiésemos un guión. Las imágenes secundarias y los detalles también son importantes, hay que anotarlas después de haber trabajado con la imagen principal del sueño. A continuación hemos de analizar nuestro estado emocional y conducta durante el sueño, así como los sentimientos experimentados. Observar los personajes es el siguiente paso. Hay que identificar las personas que aparecen durante el sueño, sus inquietudes, emociones y comportamientos. Finalmente se ha de estudiar la escena final, la forma en que termina el sueño. Muchas veces el final indica un mensaje que el sueño trata de transmitir.

3)    Uso de los instrumentos de interpretación simbólica. Las asociaciones espontáneas de ideas es un método importante para interpretar los sueños. Para facilitar estas asociaciones hay los “instrumentos de las vivencias”: a) el acercamiento a nuestra vida, hay que comparar el sueño con la propia vida, ya que un sueño no es del todo debido al azar ni un conjunto de imágenes sin sentido. b) los símbolos personales: cada persona tiene unos símbolos personales que solo él conoce. Además hay los símbolos tradicionales y culturales de la sociedad. Los instrumentos del saber tradicional son de gran utilidad para la interpretación de los sueños: están constituidos por los mitos, las leyendas, los cuentos, etc.

4)    Análisis del diario de sueños de la persona. El diario es importante para poder comparar y sacar conclusiones de los sueños que hemos tenido durante un periodo de tiempo. Estudiando los sueños en series, y no solo aisladamente, podemos descubrir una información adicional muy útil. A menudo hay sueños recurrentes.

Vea las diez imágenes más frecuentes en los sueños.

Bibliografía:
Renard, H. (2007): Interprete usted mismo sus sueños. Barcelona, De Vecchi

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por Antonio Adserá Bertran, psicólogo colegiado nº 15297, master en Neurociencias por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 30 de septiembre de 2009.

Publicidad