Publicidad

Psicología

¿Cuándo los celos son patológicos?

Los celos consisten en una sensación intensa de malestar basada en la sospecha, real o imaginada, de que la pareja es infiel. Más que un síntoma de amor, son un sentimiento que refleja una baja autoestima. A menudo son causa de ruptura en una pareja, ya que provocan un gran sufrimiento, tanto en la persona que los padece como en el/la compañero/a.

Aunque los celos en principio no son anormales, pueden volverse patológicos. Esto sucede cuando la persona que los padece ya no puede controlarlos, y no puede evitar conductas como:

- Registrar objetos personales de la pareja buscando la confirmación de las sospechas de los celos
- Volver a casa a horas inhabituales para intentar sorprender a la pareja con otra persona
- Pensar que la pareja oculta algo cuando ha cambiado alguna rutina o se esmera en su higiene personal
- Llamar por teléfono frecuentemente a la pareja para intentar descubrir si está con alguien

Hay que tener en cuenta que hasta un 40%  de los casos de violencia doméstica tiene como trasfondo a los celos patológicos.

El primer paso para la solución del problema consiste en no dudar en visitar a un psicólogo, que sabrá dar acertados consejos. En cualquier caso:

- No confundir celos con amor
- No entrar en el círculo vicioso de las comprobaciones, que solo logran dar una tranquilidad efímera
- Ser consciente de que hay un problema de baja autoestima. Buscar soluciones con el psicólogo a partir de aquí

- Incrementar la comunicación con la pareja

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por Antonio Adserá Bertran, psicólogo colegiado nº 15297, master en Neurociencias por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 13 de abril de 2007.

 

Publicidad