Publicidad

Psicología

El ajedrez beneficia la inteligencia emocional en los niños y adolescentes

El ajedrez es un deporte lúdico e intelectual que ayuda a los niños a desarrollar sus habilidades mentales y con ello a mejorar sus procesos de aprendizaje. Practicar el ajedrez mejora las facultades espaciales, numéricas y organizativas, la planificación de tareas y la capacidad de decisión. También influye positivamente en la capacidad de concentración, la memoria, el pensamiento analítico y el afán de superación. Además, todos estos beneficios se transfieren a otras áreas del conocimiento. En resumen, el ajedrez es una notable herramienta pedagógica que ayuda al desarrollo intelectual de los niños y los jóvenes. Tanto es así que en 1995 la UNESCO recomendó oficialmente a todos sus países miembro el incorporar el ajedrez como materia educativa en la enseñanza primaria y en la enseñanza secundaria.

Pero además, el ajedrez tiene una gran utilidad para potenciar la inteligencia emocional del niño y del adolescente. Este deporte fomenta los valores positivos, la sociabilidad, la resistencia a las frustraciones, el control de la impulsividad, el saber perder y aceptar los contratiempos, aprendiendo a superarlos. Virtudes todas ellas que le ayudarán de adulto a tener una sana inteligencia emocional y a tener un mayor éxito en la vida. Otros beneficios psicológicos de este deporte pueden ser el incremento de la creatividad, la empatía y la autoestima.

 

 

Más información en www.ajedrezenelaula.com

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por Antonio Adserá Bertran, psicólogo colegiado nº 15297, master en Neurociencias por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 28 de noviembre de 2009.

 

Publicidad