Publicidad

Sueño y descanso

El sueño REM: Diferencias con el sueño de ondas lentas

Durante la fase REM del sueño es cuando hay más actividad onírica, es decir, es cuando soñamos. Esta fase debe su nombre a los movimientos oculares rápidos que se producen (en inglés: Rapid=R; Eye=E; Movements=M).

El electroencefalograma (EEG) muestra que la fase REM se diferencia del sueño NO REM en que las ondas cerebrales son de baja amplitud y una mezcla de frecuencias. En cambio, el sueño NO REM es mayoritariamente de ondas de mayor amplitud y baja frecuencia. El electromiograma (EMG) revela que durante la fase REM disminuye mucho el tono muscular, pero el resto de las funciones corporales y vegetativas se vuelven a activar. En el sueño REM la tensión arterial, la frecuencia cardíaca, la respiratoria, la temperatura corporal y cerebral y el consumo de oxígeno tienen niveles similares a los del estado de vigilia. Todo lo contrario sucede durante la fase NO REM del sueño, en la que hay mayor relajación y un descanso más profundo.

Los dos tipos de sueño, el NO REM y el REM, se alternan entre sí cada 70 a 100 minutos, con un promedio de 90 minutos. La primera fase REM aparece aproximadamente una hora y media después del inicio del sueño. Este periodo de tiempo se conoce como latencia de sueño REM.

Otra diferencia con las restantes fases del sueño es que cuando una persona se despierta mientras su sueño está en fase REM, suele estar lúcido y reacciona con rapidez a los estímulos. En cambio, cuando una persona se despierta mientras está en las fases 3 ó 4 del sueño NO REM sus reacciones suelen ser de confusión, además de que resulta más difícil despertarla. Todo esto explica el porque tras el sueño REM se recuerdan a menudo los contenidos oníricos, es decir, los sueños. En cambio, al despertarse tras el sueño NO REM (sobre todo después del sueño de Fase 3/4 de ondas lentas), la cantidad y calidad del contenido mental que se recuerda es bajo.

La actividad cognitiva recordada de cada uno de los dos estados del sueño es distinta. Los contenidos mentales del sueño NO REM suelen ser parecidos al pensamiento normal en periodo de vigilia, aunque más fragmentados. Muchas veces se refieren a temas de la vida cotidiana. Por el contrario, los contenidos del sueño REM tienen un carácter más fantasioso, un poco alucinatorio, con significados extraños y con una importante carga emotiva. Durante el sueño REM es cuando suelen aparecer las pesadillas.

Cambios de conducta relacionados con problemas del sueño REM

Cuando una persona padece una alteración importante del sueño REM puede tener un trastorno de conducta. Esto es más probable que suceda en personas ancianas, a partir de los 60 o 70 años de edad, aunque también es posible que aparezca en edades anteriores.

Este comportamiento alterado se caracteriza por:

- Conducta violenta durante el sueño.
- Se tienen sueños con un contenido relacionado con la conducta alterada.
- Esta conducta problemática se da predominantemente en la segunda parte del sueño.
- Se conserva el tono muscular, cuando lo normal en la fase REM es que el tono muscular esté inhibido.
- Este problema es más frecuente en los hombres que en las mujeres.
 

Copyright  © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo en otro medio de comunicación sin el permiso expreso de Classe Qsl. Artículo escrito por Antonio Adserá Bertran, psicólogo colegiado nº 15297, master en Neurociencias por la Universidad de Barcelona. Última revisión: 9 de febrero de 2010.

Publicidad