Publicidad

Preguntas sobre Lactancia materna

¿Puede dar el pecho una mujer con mastitis?

En principio sí, a no ser que haya un absceso mamario o una infección estafilocócica epidérmica que provoque supuración a través del pezón. En todo caso hay que consultar al ginecólogo, porque no todos los casos de mastitis permiten continuar la lactancia.

¿Se puede amamantar al hijo si la madre está infectada con el virus de la hepatitis B?

Sí, ya que los beneficios de la lactancia materna superan el riesgo potencial de infección a través del amamantamiento, que es mínimo, ya que el niño ya ha sido protegido al nacer con la vacuna contra la hepatitis B i la dosis de IGHB. Sin embargo, hay que vigilar que en los pezones de la madre no haya ninguna pequeña herida que sangre.

¿Es cierto que amamantar protege del cáncer de mama?

La lactancia es uno de los factores protectores del cáncer de mama. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el cáncer es una enfermedad multifactorial en la que inciden muchos factores distintos.

Estoy dando el pecho a mi hijo de tres meses. Tiene la piel cubierta de ronchas y el médico nos ha dicho que es dermatitis atópica. ¿Cómo puede afectarle mi alimentación? ¿Qué alimentos pueden agravar el problema?

Si lo que padece su bebé es una dermatitis atópica no tiene que obsesionarse con la alimentación que sigue vd., porque hay muchos factores distintos pueden desencadenar un brote: el estrés, una infección vírica, etc. En todo caso puede probar de eliminar los lácteos de su dieta.

¿Hasta cuándo puedo dar el pecho a mi hijo?

La lactancia materna se puede alargar hasta los dos o tres años. Es especialmente importante durante los primeros seis meses, para mantener la inmunidad del bebé. En los primeros meses de vida los bebés no tienen suficientemente desarrollado el sistema inmunológico y utilizan las defensas de su madre. Por este motivo las diarreas y las infecciones respiratorias disminuyen con la lactancia materna.

¿Qué ventajas tiene la lactancia para la madre?

A corto plazo la lactancia es beneficiosa porque disminuye las hemorragias post-parto al contraer el útero. La producción de prolactina produce amenorrea y tiene un efecto inhibidor de la ovulación, que sirve de control de la natalidad. A largo plazo reduce la probabilidad de padecer un cáncer de útero y de mama. Además mejora la relación psicológica y los vínculos afectivos entre la madre y su hijo.

Mi hijo tiene gases cuando lo amamanto. ¿A qué se debe?

Sucede a veces que los lactantes deglutan aire de forma excesiva al mamar. Además, si el niño succiona con ansiedad o no coge bien el pezón, la cantidad de aire deglutido puede ser mayor. Antes de retirar al bebé del pezón hay que asegurarse de que se ha interrumpido la succión, para evitar que degluta aire. La alimentación de la madre y la composición de su leche también influyen en la producción de gases en el niño.

¿Cuál es la mejor técnica para dar el pecho a mi hijo?

El niño tiene que estar mirando a la madre, mientras ésta sostiene su pecho con el pulgar y el índice por arriba y con los otros dedos por debajo del pezón. Así se hace coincidir el pezón con el centro de la boca del bebé.

¿Cuándo me volverá la regla si estoy dado el pecho a mi hija?

La lactancia es estimulada por la hormona prolactina. Mientras hay cantidades altas de esta hormona se suele anular la ovulación y, en consecuencia, la menstruación. Esta anulación puede durar varias semanas después de dejar de dar el pecho. Sin embargo, no siempre es así. Hay mujeres que tienen la regla aunque estén dando el pecho.

¿Puede el bebé tomar leche materna cuando la madre tiene un resfriado fuerte?

Sí, se puede continuar con la lactancia materna, a no ser que la infección sea severa o que la madre esté tomando fármacos de tipo antibiótico o antiinflamatorio.

Publicidad