Publicidad

Preguntas sobre Sistema urinario

¿Cómo se pueden evitar las cistitis repetitivas?

La cistitis es una infección de la vía urinaria. Siga estos consejos:
1.- Mantenga una higiene personal muy cuidada.
2.- Beba líquidos en abundancia, para reducir la concentración de gérmenes en la vejiga.
3.- No aguante las ganas de orinar mucho tiempo, evite retener la orina.
4.- No use ropa interior sintética, evite vestir con ropa ajustada.
5.- Evite el frío, ya que con el frío bajan las defensas del cuerpo.
6.- Vacíe completamente la vejiga antes y después de mantener una relación sexual.

¿Cuáles son las causas de la cistitis?

La cistitis es una infección de la vía urinaria. Los patógenos más frecuentes son las bacterias escherichia coli, proteus, stafilococcus, pseudomona y streptococcus. Más rara es la inflamación producida por hongos del género cándida. Los factores que favorecen la infección son:
• Tener el sistema inmunológico deprimido.
• Una alteración hemodinámica.
• Una falta de vaciamiento o depleción total de la vejiga urinaria.
• El uso de sondas.
• La diabetes mellitus.
• El abuso de analgésicos tipo fenacetina.

Tengo infecciones urinarias recurrentes y sufro dolores en los riñones. ¿A qué especialista debo acudir, a un urólogo o a un nefrólogo?

Como tiene clínica renal lo mejor es visitar a un nefrólogo. Conviene hacerlo pronto, porque las cistitis de repetición pueden acabar causando una pielonefritis (una infección en los riñones). Si no se trata puede quedar afectada la función renal.

Diferencia entre uréter y uretra.

Los uréteres son los dos conductos que unen los riñones con la vejiga urinaria. La uretra es el conducto que comunica la vejiga urinaria con el exterior. En el hombre también es el conducto por donde pasa el semen.

Tengo ganas de orinar continuamente y mucho escozor. ¿A qué se debe?

Esta sensación de tener continuamente ganas de orinar con escozor se denomina tenesmo vesical y suele indicar una infección de las vías urinarias. Antes de iniciar el tratamiento con antibióticos ha de hacerse un análisis de orina para determinar que germen es exactamente el responsable de la infección, para así escoger el antibiótico adecuado.

Publicidad