Publicidad

Preguntas sobre Yodo radioactivo

¿Es muy alta la radiación a la que se expone un paciente con el tratamiento de yodo radiactivo?

La radiación no es alta. En todo caso conviene saber que el beneficio de este tratamiento supera mucho a los inconvenientes del no tratamiento del hipertiroidismo.

A mi suegra le han administrado yodo radioactivo para tratar un problema de tiroides. ¿Es conveniente que evite el contacto con mi hijo pequeño?

Solo durante los dos primeros días, que es cuando hay una mayor eliminación de este elemento. El yodo radiactivo se elimina completamente del cuerpo a los ocho días y pasado este tiempo el contacto no es peligroso para las personas que conviven con el paciente.

¿Qué efectos secundarios y riesgos tiene la radiación con yodo para tratar el hipertiriodismo?

Las dosis terapéuticas de yodo radiactivo (I-131) tienen pocos efectos adversos. Inicialmente puede haber molestias pasajeras en las glándulas salivares y nauseas. A los tres o cuatro días puede aparecer una tiroiditis y una inflamación de los tejidos adyacentes a la glándula tiroides, en el cuello. Más raramente hay un descenso moderado de las plaquetas en sangre. En los hombres puede haber oligospermia (semen con baja cantidad de espermatozoides). En dosis bajas el aumento de la probabilidad de sufrir una leucemia radioinducida y otros tipos de cáncer no está demostrado. No está determinado el límite superior en la dosis a partir del cual se podrían presentar estas enfermedades.

¿Qué es el yodo radioactivo?

El yodo 131 radioactivo es una sustancia que se usa para tratar el hipertiroidismo. Se administra al paciente para destruir lo que queda de tejido tiroideo después de la cirugía. No se debe usar en embarazadas por el riesgo de hipotiroidismo fetal y de alteraciones cromosómicas que conlleva. Tampoco debe aplicarse durante la lactancia.

Publicidad