Publicidad

Preguntas sobre Zika

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad causada por el virus Zika?

La mayoría de personas infectadas no presenta síntomas clínicos, pero cuando se dan son los siguientes: manchas rojas en la piel, manchas en los ojos, fiebre intermitente y dolores en músculos, articulaciones y cabeza. Con menor frecuencia puede haber edemas, tos, vómitos, dolor de garganta y presencia de sangre en el semen. Estos síntomas desaparecen de forma espontánea tras un período de tres a siete días, excepto los dolores en las articulaciones, que pueden persistir durante un mes.

¿Cómo se transmite el virus Zika?

Principalmente a través del mosquito Aedes aegypti, el mismo insecto que transmite el dengue. Sin embargo, se han detectado casos de transmisión sexual, ya que el virus puede permanecer en el esperma durante algún tiempo. La transmisión también puede ser perinatal (de la madre al feto) y por vía sanguínea. En cambio, este virus no se transmite por la lactancia materna.

¿Hay alguna relación entre el virus Zika y la microcefalia?

Sí parece haberla. Se ha detectado este virus en algunos bebés nacidos con microcefalia. Se desconocen los mecanismos que llevan a que este virus pueda provocar microcefalia en el feto, pero se está investigando sobre ello.

¿Hay algún tratamiento para el virus Zika?

No existe ningún tratamiento para esta enfermedad. Los síntomas se pueden controlar con paracetamol, para aliviar la fiebre y el dolor. Si se producen erupciones pruriginosas en la piel puede usarse un antihistamínico. Sin embargo, no se aconseja el uso ni la prescripción de ácido acetilsalicílico (Aspirina®) ni de otros fármacos antiinflamatorios, ya que presentan un mayor riesgo de complicaciones hemorrágicas. Actualmente no existe ninguna vacuna contra el virus Zika.

Si he viajado a una zona donde hay el virus del Zika, ¿cuánto tiempo debo dejar pasar antes de intentar quedarme embarazada?

Al menos ocho semanas. Hay casos en los que este virus puede persistir durante meses en la sangre y otros fluidos corporales. Una vez la persona ha pasado la infección, queda inmunizada ante futuros contagios.

Publicidad